¿Te acuerdas? ¡Qué risa!



La maternidad es un viaje espectacular, pero con muchas pendientes, cuestas y algunos precipicios. Hay que tomárselo con humor y transformar todas las experiencias en escalones para ser una mamá mejor o un papá mejor día tras día.


Comentarios