Cómo sanar nuestra baja vibración , con Louise Hay , para manifestar la vida que merecemos


Comparto lo que he aprendido con infinita gratitud con Louise Hay ¡Muchas gracias Louise por todo el valor que has compartido y sigues compartiendo con tus libros!

Hay tantas herramientas para subir nuestra vibración, solo tenemos que elegir las que sintonicen con nosotras y ponerlas en práctica, porque nosotras merecemos regalarnos tiempos para auto-cuidarnos ¿No?



¿Cómo sabemos que estamos vibrando bajo?

* Dolores de cabeza.
* Malestar.
* Falta de armonía en nuestra vida.
* Duda y ansiedad en nuestra vida.
* Dolor de garganta.
* Tenemos un rol de víctimas.
* Tienes miedo.

Podemos hacernos un baño de sal marina para limpiar nuestra energía y romper con la baja vibración. La intención es importante durante estos baños de descarga, hazlo 2 veces por semana y notarás la diferencia. Podemos añadir pétalos de flores, encender velas, poner una música relajante y disfrutar del baño conscientemente.


¿Cómo podemos sanar nuestra baja vibración? 

* Confianza en la vida.
* Desarrollar la generosidad con nosotras mismas y con los demás.
* Equilibrio entre dar y recibir.
* Guíate por tu intuición, el cuerpo nos habla. Ese nudo en el estómago es una señal poderosa, hagamos caso a nuestra intuición.
* Tener sexo consciente, amoroso... vamos, buen sexo.
* Baila, canta, escucha buena música con letra positiva.
* Deja las adicciones, incluso las socialmente aceptadas como el alcohol o tabaco. El alcohol y todas las demás drogas bajan muchísimo nuestra vibración y crean falta de armonía en nuestra vida.


¿Cómo contactar con nuestro guía interior?

* Nuestra guía interna nos habla de diferentes formas, señales, sincronicidades, libros, personas o sueños; nuestra guía interna es muy creativa, solo necesita que estemos muy atentas.

* La meditación nos ayuda a aquietar la mente y conectar con nuestra sabiduría interna.

* Hay un ejercicio muy poderos que aparece en este libro que me fascina, cada mañana escribe un par de folios, no pienses, solo escribe, lo que surja, deja que fluya y te sorprenderás, hazlo cada día como si fuera una meditación o una oración.


Comentarios