El universo trabaja de forma circular. Lo que hagas por alguien más, vuelve a ti multiplicado.



Ha llegado el momento de entender que la vida es un círculo. Un eterno momento de creación de energía, que una vez creada, está moviéndose por todo el universo, a veces multiplicando su vibración cuando se encuentra con otras energías “resonantes” y también, a veces perdiendo vibración al encontrarse con energías “disonantes”. Esto funciona tanto para lo positivo como para lo negativo como también siempre hemos advertido. Y por supuesto, como también insistimos siempre, esta circulación de energía eventualmente regresa al origen. Retorna a su creador original.

Todos somos creadores de energía, así como el universo y el multiverso, también somos “resonantes” o “disonantes” con los tipos de energía que creamos y nos impactan. Por eso, crea energía, ideas, pensamientos, deseos, acciones, obras, todas positivas, benéficas (que promuevan el bien) para TODOS. Si creas pensando solo en ti, tú energía no vibrará con los demás, tampoco con el universo, solo vibrará con tu ego. Si creas pensando en TODOS y TODO, tú energía vibrará en todas direcciones y dimensiones. Reflexiona y aprende que no somos una energía aislada, somos parte de algo enorme que es una sola cosa...




“Vive de tal manera que, cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti. "


Autor: H. Jackson Brown


Comentarios