Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

martes, 20 de mayo de 2014

Trucos para viajar con niños



Artículo escrito por mu amiga  Yoanella Blanco, madre, amiga, emprendedora, soñadora y escritora entre otras muchas cosas, principal promotora de YB Solutions. Os recomiendo visitarla en su web y página de Facebook. ¡Muchas gracias Yoanella por colaborar en la sección del martes "Mariposas Viajan" ! Sus consejos valen oro :)
Viajar a destinos de larga distancia con niños

En España no tenemos como costumbre viajar a destinos lejanos o exóticos con niños pequeños.  La mayoría de la gente simplemente no se lo plantea porque considera que no será cómodo, que el viaje “no se aprovecha” y que el tiempo no cunde. Y ciertamente viajar con niños pequeños, al igual que viajar con personas mayores, requiere una mayor planificación y no entran ciertas actividades en los esquemas típicos que podamos tener en mente.

Sin embargo, en el caso de las familias viajeras, que haya niños pequeños, no debe ser una razón para dejar de viajar durante unos años, sino que debemos aprender unos cuantos trucos para viajar de otra manera, sin que por ello tengamos que disfrutar menos de la experiencia.

Una buena ocasión para aprovechar y conocer sitios a los que normalmente no tenemos tiempo de ir podría ser la baja por maternidad. A muchos les parecerá una locura, pero en realidad los bebés tan pequeños son bastante llevaderos, ya que duermen la mayor parte del tiempo. Nosotros, con nuestra hija mayor aprovechamos. Estuvimos durante tres semanas en EEUU donde cumplió sus tres meses de vida.

A la hora de viajar en avión, muchas compañías ofrecen cunas en sus trayectos largos sin coste alguno. Eso sí, el número es limitado, así que hay que acordarse de pedirlo en el momento de hacer la reserva. Es comodísimo viajar así ya que el bebé suele dormir durante la mayor parte del vuelo. Otra de las enormes ventajas de viajar con bebés en avión es que hasta los 24 meses al no utilizar asiento solo pagan tasas y el 10% de la tarifa. Muchas aerolíneas ofrecen comida para bebés y menús especiales para niños, también hay que acordarse de solicitar estos menús con antelación. Un servicio que empiezan a ofrecer compañías como Emirates es poder llevar al bebé a bordo dentro de su sillita de seguridad homologada. Aunque es verdad que estas sillas no están pensadas para dormir, sería el equivalente a realizar un viaje en coche con bebés y  eso lo vemos con normalidad. En los hoteles los bebés no pagan y se ponen a disposición cunas también de manera gratuita. Además en una gran cantidad de hoteles alrededor del mundo encontramos alojamiento específico enfocado para familias.

A la hora de visitar restaurantes, también al otro lado del charco, encontraremos una mayor oferta para familias y mayor adaptación para las necesidades de los peques, así como menús, ofertas o gratuidad para los más pequeños.

Pero en el sentido práctico, ¿cómo lo hacemos para viajar con niños? ¿Cómo hacemos con sus ritmos y horarios? ¿Y para entretenerles? ¿Nos quedamos sin nada de oferta de ocio para adultos?

Si se trata de un bebé, en realidad es lo más fácil del mundo, sus necesidades son muy básicas y sus horarios no están marcados.  En la actualidad la mayoría de padres decide dar lactancia a demanda, así que ya sea pecho o un biberón, en cualquier parte es fácil de alimentarle. Si estamos de paseo en movimiento, la mayoría de bebés o dormirá o estará tranquilo. Si el bebé tiene alguna crisis, simplemente paramos y le atendemos, es así de fácil. Hay quien pensará que si les gusta hacer muchas actividades con un bebé muy pequeño no se puede y el caso es que sí. Nuestro hijo pequeño estuvo con menos de un mes en Disney California, y con muy poquitos meses en Sea World, en Pirates e incluso diversos espectáculos nocturnos.  Cuando tenía 4 meses estuvimos de vacaciones en Las Vegas, que sería el destino en un principio más anti-niños, pero fue en realidad muy divertido y bastante fácil.

Cuando los niños están en la franja de los 2 a los 4 años, tal vez sea la etapa más difícil para entretenerles, sobre todo en los trayectos de viaje si son muchas horas, en colas de espera de cualquier atracción y en la edad que todo lo que sea romper rutinas se sufre más. En este caso y en general para viajar con niños mis trucos son:

-En la medida de lo posible viajar a horas que rompa menos el ritmo de los niños, osea salir de España sobre el mediodía y llegar a destino para dormir. A esta edad es genial porque si han aguantado el viaje llegan cansados, duermen y cogen el cambio de hora mejor que los adultos.

-Antes del viaje y durante el viaje: venderles el viaje como una aventura.  De nuestra actitud hacia los viajes, los aviones y todo lo que les rodea, los niños se crearán una visión bastante clara de lo que representa. Tengo amigos adultos con pánico a volar porque sus padres también lo tienen. Es bastante raro que los padres demuestren gran entusiasmo y los niños, no. Ojo, esto también se aplica a cómo nos comportamos ante imprevistos tipo un gran retraso (que a nadie le gusta pero de vez en cuando puede tocar), un cambio de hotel o similar. Yo suelo comprar cosas nuevas de entretenimiento específico para el viaje, según la edad pueden ser cuadernos para dibujar, libros…etc. Tampoco está demás llevar algunas cositas ligeras para picar que les gusten a los niños. Vestirlos con ropa cómoda y llevar un par de mudas, por si acaso, incluso aunque sean niños más mayores. Que nadie está libre de mojarse de zumo o de agua y una tontería puede arruinar el viaje. Y finalmente mucha, mucha paciencia. Si al llegar tenemos una larga cola para pasar control de pasaportes/aduanas y nos ponemos a quejarnos, eso no va a hacer que los niños estén mejor, sino todo lo contrario, así que a mantener el tipo.

-Si las vacaciones que hemos elegido son de mucha actividad, tipo parques de atracciones, visitas a museos, patear ciudades grandes; en lugar de hacer todo el día del tirón, haced una parada después de comer o sobre las 4/5 y volver al hotel. Si los niños duermen siesta, genial, es el mejor momento. Como mi hija mayor dejó la siesta muy pronto, yo siempre busco hoteles con piscina. Llevarla a darse un baño y relajarse la hacía como resetearse y cargar pilas para seguir de nuevo con el ritmo del día.

-Utilizad una silla de paseo. Aunque el niño ya sea mayorcito y camine. Incluso si en casa de manera habitual nunca va ya en cochecito, llevad una silla ligera de paseo.  Cuando esté cansado, lo agradeceréis y es una buena herramienta para poder ‘patear’ una ciudad sin que el niño se canse.  Las sillas ligeras hoy en día son bastante resistentes, podéis llevarla para niños de hasta 8 años. Puede que el niño diga que es muy mayor pero cuando esté cansado la usará y si son dos niños de edades similares se pueden ir turnando. En grandes parques de atracciones o ciudades grandes, totalmente imprescindible.  Puede que haya destinos para los que sea totalmente innecesario pero en los aeropuertos se agradece.

-Planificad los días y las actividades. A mucha gente le gusta la sensación de libertad y creen que todo lo que sea planificar es perder el tiempo, pero lo cierto es que cuando se viaja en familia, una planificación previa de días, itinerarios y actividades supone un mejor aprovechamiento del tiempo, de los recursos y normalmente también un mayor ahorro de dinero. Imaginad que por ejemplo viajáis a Nueva York con dos niños durante una semana. Hay tanto por ver y por hacer que si no hay una planificación previa, el tiempo se nos va de las manos y nos puede quedar la sensación de frustración por no haberlo aprovechado. Ojo, eso no quiere decir que tengamos que ir sin respirar de un lado a otro como marionetas. Pero pongamos que es un primero viaje a esta ciudad, tendremos que decidir si ir o no a la estatua de la libertad, al Empire State, qué museo nos puede interesar y elegir las prioridades para no rellenar los días con demasiada actividad y controlar qué horarios pueden ser mejores para las visitas. También hay eventos o atracciones como los musicales en los que si se compran las entradas con antelación, el ahorro puede ser considerable.

-Aprovechad la experiencia para que los niños aprendan cosas del lugar. Los niños, aunque cada uno al nivel de su edad, están muy receptivos a aprender cosas nuevas. Los viajes son ocasiones estupendas para enseñarles historia, arte y cultura de una forma amena y entretenida. También es un buen momento para que prueben nuevos alimentos, texturas, olores y experimenten climas distintos. En relación a los climas distintos, está bien ir preparados pero a veces tendemos a ser muy extremos en lo que se refiere a los peques. Por ejemplo si viajamos a un país donde hace mucho frío está bien llevar ropa adecuada, prendas térmicas y buen calzado adaptado si hace falta, pero no ponerles 4 mangas porque nosotros seamos frioleros! Los niños toleran mucho mejor los cambios de temperatura que nosotros.

-No tengáis prejuicios a la hora de disfrutar de un rato/tarde/noche o día completo solo para el adulto. Si viajáis con otra familia es más fácil pero incluso yendo solo la pareja con los niños, no es ninguna tontería turnarse para que cada uno pueda disfrutar de una actividad que le guste en la que los niños no tengan cabida o puedan acabar reventados. Siguiendo con el ejemplo de Nueva York, por ejemplo igual a la mamá le apetece un día de compras y puede aprovechar para coger un bus de los que lleva a los grandes outlets de las afueras y comprar con tranquilidad sin arrastrar a toda la familia. El papá podría aprovechar para llevar a los niños a una atracción apta para los niños en recinto cerrado donde si hay más de un niño pueda controlarlos en solitario sin problemas. Otro día si el padre tiene interés en digamos ver un partido deportivo en directo, la madre se puede quedar con los pequeños. Perdonadme por el tópico, aunque creo que casi a todas las mujeres les tentaría un día sola de compras en NY. Pero lo mismo podría ser un  día en un spa de lujo, un cambio de imagen, un pase de modas o por qué no ir a ver un programa de TV en directo. También hay muchos hoteles que ofrecen la posibilidad de contratar canguro por las noches y así la pareja podría disfrutar de unas horas en pareja para asistir a algún evento o simplemente cenar y pasear tranquilamente sin niños. Hay quien tiene reparo ante esta idea, pero la verdad es que no hay mucha diferencia entre dejarles con la niñera desconocida en un hotel extranjero a dejarles en la guardería el primer día. Se trataría solo de unas horas que bien merecidas las tienen los papis!

-Contratad un seguro de salud para el viaje, teniendo en cuenta que hablamos de fuera de la CE. Los niños, a veces, se enferman en los viajes. Los adultos también podemos enfermarnos, solo que en nuestro caso ‘tiramos’ como si nada y si se trata de nuestro hijo y está con  fiebre se nos cae el mundo encima. Así que el seguro nos ayudará a no tener que desembolsar una cantidad de dinero imprevista y además disponer de un teléfono donde nos dirán qué hacer enseguida.  Si esto ocurre, que nuestro peque se ponga malo no tiene que suponer que el viaje se fastidie, o al menos no del todo. Hay grados de enfermedad. Que un peque tenga mocos o esté resfriado, no debería ser motivo para dejar de disfrutar el viaje. Si el niño está realmente enfermo y no puede salir, vuelvo al punto anterior. No tiene sentido que dos adultos y además si hay más niños, se queden todos sin disfrutar del viaje. Haced turnos para cuidarle! Incluso si reclama solo a mamá!

-Antes de viajar no está demás comprar guías o mirar información por internet sobre planes de ese destino en concreto para hacer con niños o modificar el destino inicial a uno similar que se adapte más a los niños. En la actualidad hay tour operadores específicos para realizar grandes viajes que incluyen monitores y actividades especiales para realizar con niños. Esta especialización conlleva un gasto extra superior a otro grupo normal, pero si nos lo podemos permitir, será un dinero muy bien invertido.
Podéis disfrutar de su libro aqui


Me suscribo ahora mismo

* indicates required

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.