¿Quieres salvar el mundo sin ayudar a tu vecino?

Si no te ayudas no puedes ayudar; si no ayudas a tu hermano no puedes ayudar al vecino; si no ayudas al vecino no puedes ayudar a un desconocido; si no ayudas a un desconocido no puedes ayudar a nadie más ni cambiar el mundo. Para cambiar el mundo empieza en casa, en tu barrio, en tu pais y después extiende tus alas...

Sarah Gibrán


Fuente Facebook

Me suscribo ahora mismo

* indicates required

Comentarios