/> la vida es un cuenquito de instantes.: Sólo cuando aceptes y valores el milagro de tu propia existencia, podrás ver a Dios en todo lo que te rodea

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

jueves, 28 de marzo de 2019

Sólo cuando aceptes y valores el milagro de tu propia existencia, podrás ver a Dios en todo lo que te rodea

Este poema me ha conmovido profundamente porque es nuestro particular talón de Aquiles, buscamos constantemente fuera lo que nadie nos ha enseñado a encontrar dentro de nosotros. ¿Cómo podemos amar bien si nadie nos enseñó a aceptarnos y amarnos a nosotros mismos? 
Uno de los libros que me ayudó a sanar las  heridas infantiles fue el libro de mi querida Louise Hay : Usted puede sanar su vida. Es un libro que siempre recomiendo y recomendaré porque te ayuda a poner luz y amor en las heridas (que tristemente compartimos casi todos los seres humanos) Si tienes la oportunidad de adquirir este libro no te lo  pienses, serán los mejores 6 euros invertidos de tu vida. 


"Quienes caminamos el sendero del conocimiento
sabemos que el cambio siempre comienza en uno misma.

Mucho se habla acerca de no hacerle a los demás
aquello que no nos gustaría que nos hicieran,
o de atajar nuestros actos egoístas o desamorados
y convertirlos en amor y entrega.

Poco se habla, sin embargo, de la importancia de empezar por la auto-valoración.

¿Como esperas amar a alguien genuinamente
si no puedes amarte a ti misma?
¿Si te pospones, si te rechazas, si te escondes?

Amarse a una misma es aceptarse,
y bendecirse todos los días con aquello que nos hace felices.

Las mujeres tenemos hábitos "socialmente justificables"
para posponernos continuamente:
hay que ocuparse de los hijos,
de mantener la casa en orden,
de satisfacer a la pareja,
de ayudar a las amigas,
de ser un punto de unión familiar
e incluso de traer el sustento a la casa.

Todas son validas....
A excepción de que tal vez todas y cada una de ellas
dejarían de ser una carga obligatoria o un mandato,
si fueran ejecutadas por una mujer PLENA Y FELIZ.

Pregúntate entonces...
¿Qué te hace sentir completa?
¿Cuales son las actividades que realizas en las que sólo participa tu corazón, y das descanso a tu mente?

Regálate aquello que te hace feliz
ese es tu aporte hacia quienes más amas,
ese es tu verdadero cambio: AMARTE INCONDICIONALMENTE.

Sólo cuando aceptes y valores el milagro de tu propia existencia,
podrás ver a Dios en todo lo que te rodea"
Lala Sosa


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.