Blogging tips

martes, 31 de marzo de 2015

Morir para ser yo de Anita Moorjani

Ayer me encontré a las 3 de la mañana, después de calmar la tos y acostar a mi bebé león, leyendo en el sofá el libro de Anita Moorjani "Morir para ser yo", lo tengo desde hace tiempo pero no encontraba el momento para leerlo, tengo bastantes libros pendientes y ayer sentí la necesidad de leerlo, leí la mitad y me he quedado con ganas de más. 

El libro es muy interesante, habla de la vida y de la muerte, Anita sufrió un cáncer y estuvo en coma, relata situaciones que ocurrieron mientras estaba en coma, charlas de sus familiares y sus sentimientos. No os voy a contar mucho porque no quiero ser como mi hermana, que me recomienda una peli y me cuenta el final ja ja ja , menos mal que tengo mala memoria y se me olvida pronto.





Sí os voy a contar lo que me ha transmitido el libro, lo que me ha hecho sentir y eso que sólo llevo la mitad: 

-Me ha transmitido mucha fuerza y las ganas de ser yo misma sin tener que morir o estar al borde de la muerte, pero a veces hacen falta esas situaciones para despertar y transformarnos, es justo lo que le pasó a Anita.

-Ha reforzado mi fe respecto a la muerte, yo siento que no todo empieza el día que nacemos ni todo termina el día que morimos. Hay algo en mi fuero interno y muchas experiencias y vivencias que me confirman que la rueda de la vida sigue más allá de lo que percibimos. Muchas experiencias de personas en coma, incluso persona fallecidas por un par de horas que han regresado dejan la puerta abierta a nuevas interpretaciones e investigaciones. 

-La vida es maravillosa, no es perfecta ni es siempre como esperamos, pero el sólo hecho de tener la oportunidad de experimentar el amor, la ternura, el entusiasmo y tantas emociones que nos regala el día a día, hace que merezca la alegría haber venido a éste mundo. Todo pasa, lo bueno, lo malo, lo regular... agradecer cada experiencia por difícil que nos parezca abre nuevas perspectivas que nos hacen crecer a todos los niveles.

Estoy deseando terminarlo y contaros lo que he aprendido en la segunda parte. Me gusta la sencillez y la ternura con la que Anita describe situaciones duras y complicadas, es admirable.

Aprovecho para mandarte un gran abrazo, estoy al otro lado, escríbeme siempre que quieras. 











Entradas + Populares