Estamos leyendo Matilda


Hace unos días comenzamos a leer Matilda y estamos aprendiendo mucho con este libro, voy a intentar resumir lo que hemos aprendido hasta ahora (y solo vamos por la mitad) :
- No siempre los adultos tienen razón. Hay adultos déspotas y crueles, a es alguno de los padres o alguno de los profesores. Este mensaje es importante porque enseña a los niños a gestionar emocionalmente las situaciones complicadas cuando se encuentran con adultos tiranos, les ayuda a darse cuenta que no siempre la culpa es suya y que pueden contarnos a los padres esas situaciones difíciles que se les presentes ¡ESTO ES MUY IMPORTANTE! 

- Matilda nos invita a leer, es una gran lectora y a través de los libros (y la maravillosa biblioteca) descubre un mundo fascinante. Aprende mucho sobre diferentes materias y queda fascinada con autores como Charles Dickens por ejemplo.

- No hay que dejarse anular, ni siquiera por aquellos que dicen saber mejor que tú lo que te conviene. Matilda se aferra a sus libros, a sus ganas de aprender y no abandona nunca lo que más ama.

- Hay muchas escenas divertidísimas que no vamos a desvelar, tendréis que leer el libro y disfrutar de muchas risas antes de ir a dormir ¿ qué mejor manera de despedir el día, no? 


Algunos datos curiosos sobre el autor de Matilda

Roald Dahl nació en Llandaff, al sur de Gales, en 1916, y disfrutó muchas de sus vacaciones en Noruega, país de origen de sus padres. Empezó a escribir cuentos en 1942, después de pasar sus años de juventud trabajando en África y siendo piloto en la Segunda Guerra Mundial. Su peculiar mundo, lleno de imaginación, fantasía y grandes dosis de humor y crueldad, le convirtió pronto en un autor de culto. La consagración definitiva le llegó en 1964, con la publicación de su novela más recordada, Charlie y la fábrica de chocolate. Su libro de relatos El gran cambiazo, recogido en este volumen junto con todos sus relatos, recibió el Gran Premio del Humor Negro. Dahl participó también en la escritura de varios guiones de cine, y escribió otros clásicos de la literatura infantil como Matilda. Murió en Oxford en 1990.



Comentarios