viernes, 10 de febrero de 2017

Entrevista al desnudo, Sarah Gibrán

Esta entrevista surge de un experimento creativo y divertido, las preguntas las hacen amigos de Facebook y aquí la menda lerenda contesta sin complejos ¡Ha sido divertido y también liberador, pechá de llorar que me he pegado madre! 


Irene Álvarez Vale... ¿a qué coño te dedicas? (Y lo digo de verdad! Que no se si eres Coach como yo o qué!) Qué me molas así tal cual pero tengo curiosidad
Y dos? Lo de tu foto de perfil, ¿me lo explicas? ¿eres tú? Que no te ubico…

Ja Ja Ja Me ha hecho mucha gracia, es como si estuviéramos ligando o en el programa ese de Firs dates ¿estudias o trabajas? Te cuento, lo mismo te aburro un poco Ja Ja Ja, pero tú lo has querido, estudié Técnico Superior en Comercio Internacional y Marketing, después Turismo pero no terminé ni el año, como soy profundamente curiosa no he dejado de estudiar, Coaching Nutricional, cursos de Desarrollo Personal (Sergio Fernández, Tony Robbins, Louise Hay, Raimon Samsó…) , más cursos de Marketing con Jordi Puente, Seth Godin, Marie Forleo (…), Psych-k, ilustración, idiomas ( inglés en Londres, francés en Burdeos donde hice mis prácticas de Marketing en la Cámara de Agricultura de Aquitania y árabe en la escuela de idiomas, lo dejé al nacer mi hijo, no quería separarme de él ni un segundo, algo instintivo y profundamente emocionante)  y actualmente Pintura con el pedazo artista Manuel Bernal.

He trabajado 6 años en la Facultad de Derecho de Granada como encargada en el Servicio de Reprografía y decidí dar un cambio de vida, quería volver a Londres, mejorar más mi inglés e ir a Australia un año, se cruzó en mi vida el cari wenorro y al final cambié Australia por Almería que también tiene playa Ja Ja En Almería me he dedicado a la artesanía, al principio por afición, durante 6 años he sido autónoma, combinando diferentes actividades como editora, intermediaria comercial,escritora, mayorista y artesana, una locura vital intensa y divertida que me ha enseñado muchísimo a todos los niveles.

Ahora mismo soy mamá y cuidadora, mi marido está pasando una racha de salud difícil y me dedico al 100% a mi familia. Todos los proyectos profesionales están aparcados esperando ser retomados, estoy dedicada plenamente a mi familia, una ama de casa de tomo y lomo, una maruja creativa me auto-denomino con cariño, te hago unos garbanzos mientras escribo mis reflexiones, le doy una pincelada a un cuadro y pongo la lavadora, no me olvido de las citas médicas que son muchas, la farmacia, las compras, las facturas, los disfraces… Tengo un estanco multidisciplinar, cocina, enfermería, lavandería, guardería, juguetería, mimoterapia ¡tengo de todo, como en botica!

NoHe Larte Yo tb me pregunto siempre lo de tu foto de perfil!
Cristina Piriz yo también quiero saber sobre tu foto de perfil!

Os contesto a todas respecto a la foto, me enamoré de la foto de perfil nada más verla, nunca conseguí saber de quién era ni quién era el fotógrafo o fotógrafa, de haberlo conseguido lo habría puesto, quería lograr averiguar quién era el artista detrás de la foto. La foto representa la alegría del alma, la veo y me alegra mucho. No me gusta hacerme fotos y como no me gustan las que me hago  que son  para enmarcarlas y ponerlas entre los delincuentes más buscados,es que pongo unas caras más extrañas. Las caras que pongo son una mezcla de un orgasmo que lo flipas y una paliza cósmica, es absurdo ¿por qué pongo esas caras? No lo se, es ver una cámara y me estreso Ja Ja Ja

Si logro encontrar alguna en la que no parezca una narco peligrosa os aviso Ja Ja

Liisa Kontio Crees en Dios?

Si, llámalo Dios, Universo o como quieras, creo, no se cómo explicarlo ni necesito explicarlo, la fe no es algo racional, creo en Dios como creo en el Amor, para mi son lo mismo y creo, soy creyente, creo profundamente.

Beatriz Díaz-Araque Moro ¿Me quieres?

Absolutamente si Beatriz, te quiero mucho y te admiro. Eres un espejo en el que me miro, hemos llorado mucho pero también podemos reír como dos locas, ojalá estuvieras más cerca para poder invitarte a los desayunos de amigas, creo que nos dolerán los abdominales de reír y cuando toque llorar pues se llora, no hay que esperar al momento de estar hasta el coño para desahogarse, es mejor un poco antes y se queda una más ancha.

Antonio Gijon ¿Has sido infiel alguna vez?

No, para mi la fidelidad y la lealtad van de la mano. Tengo una relación monógama basada en la honestidad.Creo que si quieres por ejemplo una relación abierta tienes que expresarlo honestamente con tu pareja y acordar las reglas, en ese caso sería perfecto tener relaciones con otras personas porque no estás engañando a nadie. Pero si acuerdas una relación monógama y amas a tu pareja, la fidelidad y la lealtad son indispensables.
Creo que en las relaciones falta mucha honestidad en ese sentido, la honestidad evitaría hacer daño y jugar con lo más frágil que tiene una persona, sus sentimientos.

Vanessa Soler ¿Cómo has logrado cambiar tu forma de ver la vida después de todo lo que has pasado? ¿Cómo has logrado instaurar en ti el positivismo, la alegría y la creatividad? Dame algún truco

Siempre he sido alegre, desde pequeña, pero esa alegría se quebró, por la violencia, por el miedo terrible y por todas las experiencias que tuve que enfrentar. Un niño no tiene mecanismos para entender o para protegerse, el miedo se instala fácilmente como la mala hierba y llega un momento en el que tienes que inventar una realidad paralela para sobrevivir.

En la adolescencia recuerdo que vivía  en mi realidad paralela, no quería asumir mi pasado ni mis vivencias, mentía, iba con algunas personas poco recomendables, fumaba y aunque frecuentaba amistades que tomaban drogas nunca me drogué ni bebí porque tenía asociados recuerdos muy dolorosos relacionados con el alcohol y la droga, recuerdo de pequeña ver desde la ventana a un vecino pincharse en lugares que ni puedes llegar a imaginarte, era un zombie, tan frágil, tan roto, su imagen siempre me ha salvado de tomar malas decisiones.

Me escapé del centro a los 15 o antes, no lo recuerdo, mi amiga Carolina Hernández y su familia me apoyaron, estuve con ellos una semana o dos (No recuerdo el tiempo exacto) . Siempre les estaré agradecida, a ellos y a todas las personas que han sido ángeles en mi vida en algún momento.

A los 15/16 años me escapé por última vez del Centro de Menores donde vivía, pasaron muchas cosas entre ellas experimentar estar en la calle, solo destacaré las cosas positivas como vivir en la Alpujarra con Hilde y Bernard que me acogieron como una hija y me enseñaron muchísimos valores (…) Un año y medio después volví al instituto y me di cuenta que la vida continuaba pero yo me sentía como el muerto que asiste a la rueda, no pude ni quise volver a integrarme en el grupo, cada una de mis amistades seguía su vida más o menos ordenada y ahí estaba yo, peor que unos años antes, rota completamente, como un puzzle, fragmentada y con piezas perdidas; no logré encontrar mi lugar, no terminé el curso, me fui a Málaga a trabajar para tener dinero y volver al instituto al año siguiente.

Cuando volví no conseguí encajar, porque no lo intenté y un día a las 8 de la mañana, en un banco frente al instituto decidí acabar con todo, tomé la decisión de poner un punto y final a mi vida, tenía una certeza absoluta y de repente me sentí liberada, tranquila, fue como…. ¡por fin, paz…! Entré al instituto, asistí a clases sin estar en clase y de repente en clase de plástica la profesora Isabel Matamala me pidió que me quedara. Lo primero que pensé es que se había dado cuenta que estaba a mi bola y me iba a llamar la atención, algo raro en ella porque era una profesora muy amable.
Sacó una bolsa y me la dio, dentro de la bolsa había una chaqueta nueva, con etiqueta y todo, me dijo que era un regalo y yo no sabía que decir.

Yo creía que nadie me miraba, me sentía invisible y de repente alguien me veía; ella se había dado cuenta que una chica de su clase iba con una chaqueta de chándal fina, demasiado fina para el frío de Granada.

Me rompió todos los esquemas, hizo trizas mi plan para poner fin; yo pensé en esos momentos, si mañana no vuelvo con la chaqueta puesta ella sentirá que no se lo agradezco y no es verdad, yo me siento profundamente agradecida. Mañana tengo que volver con la chaqueta puesta, necesito que sepa que se lo agradezco infinitamente. El plan de poner fin a todo se quedó para otro momento y ese momento nunca llegó. Su sonrisa y esa chaqueta que me abrigó del frío salvaron mi vida, la chaqueta es solo algo simbólico de un salvavidas mucho más profundo.

Cuando salí del instituto con la chaqueta en la mano miré al cielo y pensé que Dios/Universo tiene un sentido del humor muy raro, pero también me sentí muy agradecida, no sabría contarte la mezcla de emociones que sentí en esos momentos.

Tengo que decir que no fue la única vez que Isabel me ayudó, de hecho estuve viviendo en su casa en el cuarto de su hijo que por aquel entonces estudiaba Ciencias del Mar en Cádiz, gracias a ella y a su marido participé en un concurso de poesía y gané, eso me dio esperanza e ilusión.

No puedo señalarte un momento concreto, ha sido una sucesión de momentos, me viene a la mente cuando Hilde me prestó el libro de Louise Hay “Usted puede sanar su vida”, me cabreó profundamente pero no dejé de leerlo, me quedo con una lección somos responsables de nuestra vida, hay miles de circunstancias ahí fuera que no podemos controlar pero si somos responsables de cómo afrontamos esas circunstancias.

Hilde, Isabel y Fernando me dieron alas para trascender las circunstancias y confiar en mi, en ese poder que yo desconocía por completo.

Estar en dos ocasiones en el hospital viendo la muerte de cerca me ha hecho valorar lo transitorio de todo, lo bueno, lo malo y lo peor, todo pasa y hay que valorar cada instante como un regalo, por eso este blog se llama la vida es un cuenquito de instantes. Hay años enteros de mi vida que son invisibles, que no recuerdo, podría resumir mi vida gracias a esos instantes.

La afición a leer también me ha salvado, los libros son los amigos que siempre están, no te dan de lado, no se avergüenzan de ti, no te dan la espalda, siempre están, coges un libro y es como una transfusión que puede salvarte la vida, me han dado esperanza, me han enseñado a creer en mi, me han mostrado ejemplos de personas que han vivido en épocas mucho más duras y han trascendido su situación, esclavos que han conseguido la libertad, mujeres que han escrito libros en épocas donde no podían ni siquiera respirar con libertad… Muchas tardes de mi vida se han desarrollado en la Biblioteca Provincial de Granada, donde he soñado, llorado y anotado citas que me han inspirado y motivado a ser mejor en todos los sentidos.

Para mi no hay otro truco que pensar en la muerte, la gente la teme y para mi es una amiga, está ahí siempre, no sabes cuándo ni cómo ni dónde, pero está, es lo más democrático que existe y mi consejo es antes de morir ¡vive! Haz cada día las cosas que te hacen sentir bien, dedica una parte de tu vida a hacer algo que te haga sentir bien, no pongas excusas (no tengo tiempo…), si tienes tiempo para todo lo demás, tienes tiempo para ti. Se más amable contigo misma, cuídate, aprende a decir no sin sentirte culpable, ayuda siempre que tengas oportunidad, a veces una sonrisa o una chaqueta puedes salvar una vida. Regálate experiencias o cosas de vez en cuando, agradece cada día las cosas buenas que tienes y trabaja en ti misma, no puedes cambiar el mundo, pero si puedes trabajar en ti y cuando tú mejoras el mundo cambia, porque tú eres una célula del mundo, una parte única e importante de este organismo vivo que es la tierra.


Confía en tu intuición, se manifiesta en el cuerpo, cuando decimos es que me ha cogido un nudo en el estómago… confía, la intuición es maravillosa. Me ha salvado la vida en muchas ocasiones y me ha regalado grandes experiencias. 




* indicates required

IMPRESIONANTE

loading...
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.