Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

domingo, 17 de agosto de 2014

La vida es como un libro cerrado del que los demás solo ven el titulo.

Conocí a Eva hace tiempo y desde el inicio conectamos, compró mi bebé-libro Mariposa Busca Felicidad y me hizo una preciosa reseña que me emocionó mucho.

Eva me ha regalado la primera reflexión en el juego de facebook, dicho juego consiste en comentar la primera reflexión que me dejan en el hilo cada día y aprender reflexionando juntos. ¡Me gusta mucho jugar! 





La reflexión de Eva es la siguiente " Que no te importe lo que los demás opinen, la vida es como un libro cerrado del que los demás sólo ven el título".

Es una reflexión muy sabia, vamos a comenzar desde los inicios, cuando somos pequeños queremos complacer y llamar la atención y  aprendemos a mentir, como cuando viene la tía pesada y tenemos que decirle que la echamos de menos y tenemos que besarla aunque no nos apetezca nada, es sólo un ejemplo gráfico.






¿Por qué tendría que dejar de importarnos lo que opinen los demás? 

1) Los seres humanos juzgamos constantemente, somos humanos, salvo que seas una seta vas a juzgar y prejuzgar, cuando yo digo "mi amigo Juan es una buena persona" estoy juzgando positivamente y cuando digo que "mi hermana es muy pesada" estoy juzgando negativamente. Todo el tiempo nos juzgarán hagamos lo que hagamos, eso lo aprendí a base de una vida intentando complacer ¡No vas a complacer a todo el mundo! Cuanto antes lo asumes antes te liberas.

2) Vivimos en una sociedad y claro que nos gusta sentirnos apreciados y valorados, pero que no sea a costa de tu felicidad o de tu libertad. Por ejemplo, el trabajo es un entorno donde la política y la diplomacia son importantes, para crear relaciones, alianzas y para trabajar en un entorno libre de conflictos. Tienes que encontrar el equilibrio entre encajar en un equipo de trabajo y tomar distancia de aquello que nos afecta; no podemos hacer cualquier cosa para que tengan una excelente opinión de nosotros pero tampoco hay que ir por la vida molestando con la coletilla "es que yo soy así ...".

 Un ejemplo gráfico, a mi me gusta fumar (que no es el caso, porque no fumo ni me gusta) , como a mi me gusta y es mi decisión personal hacerlo no me importa lo que opinen los demás pero eso no significa que yo pueda o tenga el derecho a fumar dentro de la oficina sin que me importe lo que opinen. Nuestra libertad de ser y de vivir tiene que encontrar un equilibrio para no coartar la libertad de ser y vivir de los demás.


3) La mayoría de los juicios y opiniones, tanto nuestras como de los demás responden a una visión parcial y limitada de una persona, contexto o situación de la que desconoces la mayor parte "la vida es como un libro cerrado del que los demás solo ven el titulo". Para emitir un juicio lo más imparcial posible (en caso de que exista tal posibilidad) tendríamos que leernos el libro y los borradores, ponernos los zapatos del "sujeto" en cuestión y vivir sus experiencias en primera persona. Por eso, siento que "tenemos" que ser más amables juzgando, intentar poner stop a nuestra mente de vez en cuando y permitirnos ser y permitir ser a los demás.

Hay una canción que me encanta y es perfecta para éste post, te la dedico Eva ¡Gracias por hacerme reflexionar! Besotes amorcita :) 

Podéis visitar a Eva en su página de facebook y su blog.



Me suscribo ahora mismo

* indicates required

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.