martes, 14 de marzo de 2017

Crianza hygge = niños más felices, las claves más importantes del movimiento Hygge


Habrás escuchado últimamente el término Hygge y es que cuando un término se pone de moda aparece hasta en la sopa, no es nada del otro mundo, de hecho se trata de recuperar la sabiduría de nuestros abuelos, sin más.

Yo he creado mi propia fórmula, sencilla y práctica, para anotarla y tenerla presente cada día; es la siguiente:

Crianza hygge = Más tiempo y afecto / Menos cosas materiales = niños más felices

El término Hygge viene de Dinamarca ; el Informe Anual de la Felicidad en el Mundo, el World Hapiness Report es elaborado cada año por el Instituto de Investigación de la Felicidad y la Universidad de Columbia para medir el grado de satisfacción de 156 países. Un año más, según datos del 2016, la sociedad más happy del planeta es la danesa y, por extensión, sus hijos son los niños más felices del mundo.

Hay un libro muy bueno que explica con mucho más mimo y detalle esta filosofía, se le puede sacar mucha chica y crear ejercicios o pautas para recuperar un modo de vida más sostenible, es este libro.

Vamos a hablar del por qué ¿por qué los niños daneses son más felices? Imagino que las siguientes claves influyen: 

- Dinamarca es el segundo país más seguro del mundo.

- Disfrutan de una educación pública de calidad, donde apenas existe el fracaso escolar ni el bullyng ¡no es moco de pavo!.

- Cuentan con guarderías subvencionadas por el Espado donde los niños disfrutan de cuidados de calidad, las guarderías están enfocadas en que el niño disfrute de un ritmo natural y seguro.

- La conciliación es real, no es una pesada broma como en España y además de mal gusto, sino que se lo digan a las madres que trabajan en los almacenes, es casi una situación de esclavitud.

- El sueldo medio está en torno a los 4.235 euros.

¿Qué significa Higgge?

No existe traducción literal para el término hygge, pero lo podemos definir como un estado mental de acogimiento y calidez absoluta, de búsqueda de los pequeños placeres; es una intención natural de fomentar la buena vida, la intención diaria de tener esa sensación de bienestar intensa que te permite disfrutar de lo que de verdad importa, sin obsesionarte por lo material ni aparentar que eres tal o cual. No importa la ostentación, lo que importa es el bienestar que te permite disfrutar de lo realmente importante. 

Crear un ambiente acogedor, un refugio donde los niños busquen y encuentren la seguridad es lo más importante en esta filosofía. 

¿Qué hay más importante que esta sensación, tanto para niños como para adultos? ¿Acaso el último videojuego le puede brindar esta seguridad que necesitan? 

¿Cuáles son los principios de este tipo de educación?

- Celebrar los placeres sencillos, desde el desayuno en familia hasta ese espacio de charla, cualquier placer sencillo encierra las más importantes claves de la felicidad.

- Ayudar a nuestros hijos a entender el hecho de estar presente y conectarse con otros como algo esencial en su vida; para eso tenemos que aprender nosotros los padres, si estamos cenando con nuestros hijos los móviles y las tablets sobran, tenemos que estar relajados, abiertos a compartir una conversación cercana, sin reproches ni regañinas porque es momento de cenar y hay que conectar la sensación de bienestar con los placeres sencillos del día a día. Ya habrá tiempo para regañinas cuando toquen, pero hay que buscar y aprender a disfrutar de lo importante.

- Sentirse conectados otorga sentido a la vida, está comprobado que aumenta la oxitocina, la hormona de la felicidad. La clave está en dejar el yo a un lado y entender que lo importante es que todos en mi familia estén bien, que nos encontremos cómodos todos, porque la familia es el refugio.

Es importante que desarrollen su imaginación con la espontaneidad de sus juegos y saliendo al jardín, al parque, al bosque, la playa,… lugares que les den la oportunidad conectar con la naturaleza, de ser curiosos y diseñar nuevas aventuras. Jugar solos y estar al aire libre son dos actividades necesarias para el desarrollo de un niño curioso, espontaneo y seguro de si mismo.

- Es importante dar espacio a los niños, es suficiente con que estén cerca en el parque y que estés pendiente para explicarle por qué no hacer tal o cual cosa por el peligro que implica, pero no estés encima. Déjales espacio de juego, que sean autónomos, que disfruten inventando e investigando por si mismos. 

- Es importante cultivar el diálogo con los hijo,  mantener una conversación después de la comida o de la cena es bueno para el desarrollo de la personalidad de los hijos y como una forma de comunicarse y entenderse mejor. 

- Dejarles hacer cosas por si mismos, estar presente, explicarles, apoyarles y ayudarles si nos necesitan, pero no estar siempre encima, dales tiempo para vestirles solos, enséñales a atarse los cordones, dales cada vez más autonomía. Es increíble lo que puede hacer un niño de 5 años si lo dejas, ayer saqué la ropa de la lavadora y la dejé en el sofá, me puse a escribir y cuando quise darme cuenta mi gran amor de 5 años había doblado todas las toallas, además las había doblado bien, solo tuve que colocarlas, si no le dejara doblar conmigo la ropa y no le enseñara ayer no me habría sorprendido gratamente, confía en ellos, ayúdales y hazles sentir importantes porque lo son. 


-La Folkeskole, la educación obligatoria en Dinamarca, no comienza hasta los 6-7 años, pero hasta entonces el aula de los niños daneses es el bosque, la naturaleza. Los beneficios de salir de un entorno cerrado y aprender al aire libre son muchos: desde una mejora en la salud, a mayor capacidad de atención, más autonomía, adquisición de valores, etc Esto es algo de lo que podríamos aprender, los patios de nuestros hijos, incluidos en los privados como el Liceo o el Sek en El Ejido, solo tienen un patio de cemento y como mucho algunos arbolitos. El contacto de los niños daneses con la naturaleza es muy frecuente y no hay mejor ni mayor generadora de bienestar que la Naturaleza.

- Las casas danesas cuidan mucho el concepto y la estética buscando sentirse acogidos. Es común dejar rincones destinados a que sus hijos jueguen de forma independiente, espacios donde pueden dar rienda a su imaginación y creatividad: puede ser una tienda de campaña, un fuerte o una casita con muchos cojines y una linterna a la que acudir para leer o simplemente dormir; es un  escondite hygee, su casa dentro de su casa.

-La conciliación es REAL, los horarios de los padres son flexibles, si entras antes, sales antes. Por ejemplo, una jornada de  trabajo va de 9 a 5, pero los días que hay que recoger a los hijos, puedes entrar a las 8 y salir a las 3 y media. Siempre y cuando hayas hecho tu trabajo, y tras preguntar a tus compañeros que nadie necesita ayuda, puedes consultar con el jefe el salir antes, y en la mayoría de los casos te lo permiten sin ningún problema. Entienden que no tiene sentido quedarse en la oficina haciendo nada.

- Puedes llevar a tu hijo al trabajo en caso de emergencia, nadie te va a hacer sentir mal o te va a mirar mal por ellos, todos entienden que es una emergencia y el niño es lo más importante. 

Como veréis las diferencias son abismales y evidentemente una sociedad que hace sentir seguro al niño y a los padres es una sociedad avanzada y más feliz, uno de los pilares más importantes en la felicidad y autoestima de una persona es la seguridad. 





* indicates required

IMPRESIONANTE

loading...
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.