viernes, 5 de mayo de 2017

Peligros de cocinar con teflón y alternativas saludables

¿Sabías que cocinar con sartenes de teflón es perjudicial para la salud? Según varias investigaciones el teflón es tóxico y perjudicial para el organismo. Debemos prestar mucha atención al tipo de materiales de los que están hechos los utensilios de cocina, ya que éstos están en contacto directo con los alimentos, y generalmente a temperaturas elevadas, por lo que pueden generar sustancias tóxicas que estaríamos ingiriendo diariamente.
Vamos a hablar sobre los diferentes materiales que  hay en el mercado (teflón, aluminio, acero inoxidable, cerámica, hierro, titanio, etc.) cuáles son los materiales más tóxicos y qué alternativas podemos encontrar que no afecten a nuestra salud.

El acero inoxidable

El acero inoxidable es un material bastante inocuo y con buena efectividad en la cocina, pero si queremos evitar completamente los metales pesados optaremos mejor por otros utensilios más saludables.

La cerámica

Las sartenes y ollas de cerámica se han puesto muy de moda en el mundo natural y ecológico. Son mucho más inocuas siempre que sean de calidad, de marcas que ofrezcan garantía  y para ello las compraremos en tiendas de confianza. Su inconveniente es que se rallan con facilidad si no las cuidamos bien, esto se puede evitar usando utensilios de madera y lavándolas con mimo, con estos cuidados nos durarán muchísimos años.

El hierro fundido

El hierro fundido usado en la antigüedad es una muy buena opción en la cocina, especialmente si padecemos anemia, ya que nos irá aportando hierro. Le otorga a las comidas un sabor característico que a algunas personas les gusta mucho. Los inconvenientes es que son bastante más caras y muy pesadas, lo cual puede dificultar su uso para ciertas personas. Para evitar que se peguen los alimentos calentaremos la sartén antes de echarle los alimentos y la lavaremos una vez fría.

El barro cocido

Una buena opción son las cazuelas de barro como se usaban también antiguamente. Si bien éste es un material bastante bueno y que además da un delicioso sabor casero a los alimentos, debemos asegurarnos también que sea realmente barro cocido y no contenga otros componentes tóxicos. Tiene como inconveniente que no es un método rápido de cocina, sino más bien para cocinar como se hacía antes, a fuego lento durante varias horas y ya sabemos que no disponemos de varias horas para cocinar a diario. Puede ser una opción para el fin de semana o las vacaciones, para recuperar el sabor de antaño (nostalgia modo on, aiss los guisos de mi abuela)

El titanio

En los últimos años han aparecido también sartenes y cazuelas de titanio, las cuales se presentan como la opción de más calidad, la más saludable, duradera y que además permite cocinar sin una gota de aceite. Su inconveniente es su precio, que es muy elevado. Normalmente la capa donde no se cocina es de aluminio y le ponen encima 6 capas de titanio lo que las hace seguras y duraderas.

Otros materiales: plástico, cristal, silicona

Por otro lado, siempre que queramos conservar comida optaremos por el vidrio, que no presenta toxicidad como el plástico y además conserva mejor la calidad y el sabor de los alimentos.
Si tenemos que usar plástico nos aseguraremos que no contenga Bisfenol-A entre sus componentes, ya que éste ha sido prohibido en algunos países, sobre todo en recipientes como los biberones para bebés.



El teflón

El teflón es famoso  porque tiene la capacidad de cocinar sin que el alimento se pegue al fondo de la sartén. Sin embargo, cada vez más estudios han constatado que el teflón llega a nuestro riego sanguíneo y puede afectar a nuestro cerebro, hígado, riñones, aumentando el riesgo de padecer enfermedades como esterilidad, problemas de tiroides o cáncer. El ácido sintético que contiene se pega a los alimentos al ser cocinado a altas temperaturas y evidentemente ¿a qué temperaturas está la sartén o la olla cuando cocinamos? Con cada uso ingerimos los tóxicos que desprende y no es nada beneficioso para nosotros.

El aluminio

El aluminio ha sido un material muy usado en las últimas décadas, pero poco a poco se ha ido sustituyendo y hoy en día sólo se comercializa en muchos lugares porque son la alternativa más económica ¿pero a qué precio si la salud es lo más importante?. Debemos saber que el aluminio es un metal pesado y muy tóxico para nuestro organismo, está relacionado con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson. Este metal se va acumulando en el cerebro y una vez ahí es muy complicado eliminarlo, requiriendo de un tratamiento profesional conocido como Quelación. Por eso evitaremos lo máximo posible el contacto directo con este material y cocinar con él, especialmente alimentos ácidos y salados.
También se desaconseja el uso de papel de aluminio para envolver alimentos o para cocinar.
La salud empieza en la cocina, invertir en herramientas saludables no es un gasto, es una inversión y además una inversión segura porque cuidas la salud de tu familia.
* indicates required

IMPRESIONANTE

loading...
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.