Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

martes, 30 de octubre de 2018

No hay cuerdos felices

¡Qué nos gusta juzgar! Madre del amor hermoso, lees muros de mujeres que dicen ser "feministas, libres, que luchan por la libertad bla bla bla bla " y son inquisidoras; van a degüello contra cualquier persona que "viva su vida con libertad". Una cantante famosa se ha convertido al islam y los ataques son continuos, que si está loca, que si necesita un psiquiátrico, que si tal, que si cual...

La pena es que vosotras estáis cuerdas y no hay cuerdos felices como decían en Alicia en El País de las Maravillas.

¿Acaso sois psiquiatras? ¿y si así fuera creéis que podéis faltar el respeto a una persona porque tiene un trastorno mental o una depresión o cualquier otra enfermedad?

Si elegís ser ateas o agnósticas, totalmente respetable ¿por qué no respetáis al que quiere ser musulmán, judío, cristiano o satánico...?

No sois feministas ni queréis libertad, queréis un mundo donde todo el mundo piense igual que vosotras y si no es así atacáis, insultáis, faltáis el respeto y os mostráis como realmente sois ¡cobardes! Tenéis miedo de ser libres, creéis que con poneros una etiqueta ya no podéis cambiar, que tenéis que vivir el disfraz 24 horas, 365 días al año...

La libertad es cambio, es respeto, es coraje, valentía... Tener crisis de fe, ser musulmán, ser cristiano, pasar por fases ateas, adorar a un gato, negar a Dios, dar la espalda a la ciencia, abrazar de nuevo la fe... es cambiar, cambiar de etiquetas, mudar de piel. Ponerse en la piel de otros ...

Una persona libre jamás será tan cobarde como para meterse con la fe o la enfermedad de otro de una manera tan mezquina. Las personas libres quieren libertad para los demás aunque piensen distinto.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.