Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

martes, 21 de julio de 2015

Pan de Espelta y semillas de sésamo

Para éste pan utilizaremos harina de espelta, ésta harina tiene un menor contenido en gluten, por eso es recomendable añadir un poco un poco de harina de fuerza, de ésta manera evitamos que salga un pan demasiado duro y compacto.





Ingredientes

350 cl. agua tibia
Una cucharadita de sal
Una cucharada de semillas de sésamo

Una cucharadita de levadura de panadería (equivalente a 10/15 gr. de levadura fresca).
Semola fina.
Elaboración
Mezclamos la levadura  con el agua tibia; mezclamos la harina de espelta con la harina de fuerza en un cuenco de cerámica o cristal. Añadimos la sal y hacemos un hueco en el centro, como si se tratara de un volcán.
Vertemos  mezcla de agua y levadura y removemos hasta mezclar bien todos los ingredientes. Amasamos durante 15-20 minutos. Si contamos con panificadora introducimos los ingredientes directamente en la máquina y programamos el ciclo de amasado y fermentado. Amasamos sobre la mesa directamente previamente enharinada con sémola, estiramos de vez en cuando mientras retorcemos la mezcla y la trabajamos, para que quede lisa y elástica.

Pasamos la masa a un  cuenco limpio y ligeramente aceitado. Tapamos con film y dejamos fermentar en sitio cálido una hora aproximadamente, hasta que la masa doble su tamaño. Amasamos de nuevo unos minutos sobre la mesa dándole la forma  del pan que queramos, sea una barra, bollitos o una hogaza.
Espolvoreamos una bandeja de horno con sémola y colocamos el pan sobre ella. Espolvoreamos con sémola y  tapamos con un trapo limpio.
Dejamos que fermente nuevamente unos 45 minutos hasta que aumente su volumen. 
Justo antes de meter en el horno hacemos el corte/greñado con una cuchilla o cuchillo bien afilado, de ésta manera ganará volumen el pan durante el horneado.Horneamos  a 200º en el horno (previamente precalentado) unos 30-40 minutos, podemos poner un recipiente con agua caliente en la base del horno para aumentar así la humedad y favorecer la formación de corteza ¿A quién no le gusta la corteza recién horneada?
Sabremos que el pan está perfectamente cocido cuando al golpear la base con los nudillos se escucha un sonido hueco; entonces podemos sacar el pan del horno  y lo dejamos enfriar sobre la  rejilla.
Este pan sabe mucho mejor si lo dejamos asentar en la panera hasta el día siguiente. Haz la prueba, come un trozo recién horneado y deja un poco para el día siguiente ¡Ya nos contarás!


Este libro es una maravilla, si tienes un nivel intermedio o medio de inglés te encantará. Si no quieres leer en inglés porque no te apetece nada de nada, te dejo estas opciones en español que son muy buenas también : Pan Casero de Ibán Yarza (un libro maravilloso) y este Pan hecho en casa con el sabor de siempre.












Quiero recibir todas las noticias molonas

* indicates required


Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.