sábado, 7 de diciembre de 2013

Besar tus ojos y borrar todo rastro de tristeza

Hoy al volver a casa me he cruzado con una mirada, la mirada de un hombre mayor, un hombre cansado, era la mirada más triste que he visto en los últimos meses, iba con cosas para vender, la verdad no presté mucha atención a lo que llevaba sólo me quedé atrapada en su mirada y buceé en ella y me entraron unas terribles ganas de llorar, podía sentir su tristeza en el fondo del alma, era un hombre mayor y enfermo, le costaba andar y en vez de estar en su casa rodeado de nietos al calor de una estufa estaba intentando vender algo por las calles del pueblo porque a su edad no hay trabajo, no hay oportunidad, no hay esperanza, porque no se valoran los años ni la sabiduría, porque vivimos en un mundo donde somos carne de consumo, trabajamos para pagar y cuando no podemos más nos desechan y ésto tiene que cambiar.

Uno de mis sueños es que el proyecto  crezca y crezca y poder contar con muchas personas para compartir un sueño  que cuide de todos, creo que las empresas tienen que cambiar al igual que las sociedades, no entiendo cómo la apatía nos vence y permitimos muchas cosas como que haya recortes para los enfermos crónicos, ninguno de nosotros estamos libres ¿cuándo necesita un ciudadano del colchón social? ¿Cuándo necesita una persona que la sociedad le cuide y le retribuya por sus años de trabajo y aportación? Cuando más necesitamos a la sociedad es cuando nos da la espalda, entonces ¿por qué querríamos aportar nuestro sudor y esfuerzo a la misma?

A veces me contengo porque los seres humanos tenemos tanto miedo unos de otros que es difícil acercarse pero le habría abrazado y habría besado sus ojos como hacía con mi abuelo para borrar todo rastro de tristeza.



Me suscribo ahora mismo

* indicates required
* indicates required

IMPRESIONANTE

loading...
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.