Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

martes, 10 de diciembre de 2013

Amar y ser amado : LA RIQUEZA INTERIOR

La riqueza surge de dentro hacia fuera. No significa que si eres rico en tu interior te vaya a tocar la lotería porque realmente no necesitas del Gordo de Navidad para ser feliz, te sentirás dichoso cuando comas una tostada con la gente que amas y el día que salgas y encuentres el jardín lleno de flores te sentirás más rico aún, no querrás un ramo porque  disfrutarás del bosque.

Se puede ganar la lotería y seguir siendo pobre, la pobreza es un estado del alma, es no valorarse a uno mismo y no valorar a los demás, es conocer el precio de todo pero no conocer el valor de nada y eso es realmente triste. La mezquindad nace de un interior pobre que se regodea en su pobreza y se niega a la evidencia del valor de las pequeñas cosas.

Yo soy muy rica, infinitamente rica, tan rica que a veces lloro de alegría porque me gustaría compartir ésta riqueza que me calienta el corazón los 365 días del año, me gustaría contagiar éste amor que me rodea la garganta y me hace cantar aunque cante mal cada día de mi vida.

He conocido la pobreza, no la pobreza material que también, me refiero a la pobreza interna de sentirme tan desdichada que no veía nada más que dolor y sufrimiento, esa fase es necesaria porque nos da recursos, es como un termómetro  para distinguir lo caliente de lo frío , pero hay que superarla y sobre todo no olvidar lo aprendido.



FOTO
 Amar. Ser amado
Nunca olvidar la propia insignificancia.
No acostumbrarse nunca a la violencia horrenda
ni a la disparidad que te rodea....
Buscar alegría en los lugares más tristes.
Perseguir la belleza hasta su guarida.
No simplificar aquello que es complicado
ni complicar lo que es sencillo.
Respetar la fuerza, nunca el poder.
Sobre todo mirar a tu alrededor.
Tratar de entender.
Nunca desviar la mirada.
Y nunca, nunca olvidar. ”

“To love. To be loved. To never forget your own insignificance. To never get used to the unspeakable violence and the vulgar disparity of life around you. To seek joy in the saddest places. To pursue beauty to its lair. To never simplify what is complicated or complicate what is simple. To respect strength, never power. Above all, to watch. To try and understand. To never look away. And never, never, to forget.”

Arundhati Roy


Me suscribo ahora mismo

* indicates required

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.