lunes, 13 de marzo de 2017

Los hábitos saludables de mi amigo y artista Manuel Bernal

Les he pedido a mis amigos a través de Facebook que compartieran conmigo y con todos los lectores/as del blog que son muchos ¡gracias, gracias, gracias! y la primera en compartir sus hábitos es mi preciosa amiga Liisa (puedes leer sus hábitos aquí) y hoy le toca a mi precioso amigo y profesor de pintura Manuel Bernal, al que entrevisté para Tigum Magazine (puedes disfrutar de la entrevista pinchando aquí, está llena de inspiración y unas recomendaciones de 10)

Mis hábitos saludables, por Manuel Bernal

Desde que me comentaste que escribiese un hábito saludable, estoy hecho un lío... pues llevo años jugando a probar diferentes hábitos y a quedarme en mi rutina diaria aquellos que mejor me sientan... Juego a probarlos como si prendas fuesen en las rebajas, y confortablemente añado a mi vida los que mejores resultados me dan.

Empecé a cuidarme dejando de fumar, haciendo deporte regularmente, cuidando mi alimentación, mis emociones, el no estrés, etc, etc... y ahora mismo soy un compendio de buenos hábitos que me hacen sentir fuerte, sano y feliz.

De entre todos, si tengo que escoger, escojo 3:

No cenar hidratos de carbono. Lo empecé a hacer para perder peso y lo continúo haciendo por salud, porque la digestión me pilla durmiendo y no combustiono esa energía. En el minuto y medio que me tomo para decidir qué cenar, me repito como una canción infantil: “ni pan, ni pasta, ni arroz, ni patatas”, y me ayuda a recordarlo y a llevarlo a cabo.

Limpiarme la lengua cada mañana al levantarme (antes de desayunar, ni ingerir nada) con un limpia-lenguas (sirve una cucharilla). Barres un montón de toxinas que expulsas a través de la lengua durante la noche. Este hábito lo he añadido hace un par de semanas, y por el momento noto una sensación de limpieza enorme, además de gran sorpresa... os invito a hacerlo.

Comer un ajo en ayunas. Éste es el hábito que más me ha costado introducir, y os imaginaréis por qué. Es muy fuerte, comienzo masticando el ajo crudo en la boca, notando una explosión de fuerza y energía, y noto cómo baja todo ese poder por la garganta y llega al estómago. Es increíble la infinidad de beneficios que tiene, desde neutralizar los ácidos estomacales (que producen la sensación de estrés), mejoran la respiración, ayudan con el asma, la circulación, mantiene fuerte el sistema inmune, etc, pero sobe todo es un eficiente limpiador hepático (limpia el hígado).

Lo único a tener en consideración es que después hueles un poco a ajo, no lo tomo cuando tengo una  reunión o voy al dentista.

He probado mil cosas, a hacer enjuagues en ayunas con aceite de sésamo, hacer 1.000 abdominales diarias, hacer el pino, calentar la voz antes de hablar, beber en ayunar zumo de limón con agua tibia, no dejar para mañana lo que puedo hacer hoy...


Como decía Mahatma Gandhi: “Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se volverán actos. Cuida tus actos porque se volverán hábitos. Cuida tus hábitos porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino. Y tu destino será tu vida...”

P.D: Gracias Manuel, eres un artista multidisciplinar y además eres muy divertido, esa combinación me encanta. 


* indicates required

IMPRESIONANTE

loading...
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.