Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

miércoles, 11 de mayo de 2016

Manual de la perfecta cabrona

Me ha hecho gracias cruzarme con el título de un libro Manual de la perfecta cabrona, me transporté 10 años antes al barrio del Zaidín, estoy con mis amigas y hablamos de lo bien que viven las cabronas, les va especialmente bien en el amor. Hay amigas en la pandilla que se quejan de lo mal que les va y lo achacan a no ser cabronas. Pero ¿qué significa ser una cabrona, una bruja...?









Después de años de charlas, reflexiones, risas y cafés con mi hermana, vecinas y amigas he reunido una serie de claves que comparten las cabronas:

-Las cabronas no ceden ante los chantajes, si dicen no es no, si quieres puedes buscarte una más alta, más joven, más rubia, se las repanpinfla. Ellas no han nacido para complacerte, cuando algunos hombres dicen "busco fuera lo que no tengo en casa" ellas responden " busca, busca y no vuelvas..."

-Las cabronas disfrutan del sexo en soledad o en compañía, no necesitan un falo para ser felices, tienen manos, juguetes, imaginación ...

-Las cabronas no quieren depender de un hombre, quieren ser libres, son como las gatas, aman pero no se esclavizan. Tampoco les gustan los hombres inseguros.

-Las cabronas adoran a los hombres fuertes porque no tienen vocación de ser las madres de sus parejas, ellas quieren un compañero con el que puedan divertirse, hablar, aprender y crecer.

-Las cabronas se quieren, por eso cuando detectan una relación tóxica se despiden. Ellas no han nacido para sufrir, para eso ya están las enfermedades, los accidentes y las guerras.

-Las cabronas a veces quieren tener hijos y otras veces no quieren tener hijos, no tienen hijos por las presiones sociales ni follan el sábado por cumplir. Hacen lo que les da la gana cuando les da la gana y permiten que su compañero disfrute de la misma libertad.

-A veces tienen una relación monógama y otras quieren una relación abierta, hablan sin tapujos y con honestidad.

-Las cabronas puedes vivir solas, no necesitan un hombre o una mujer para sentirse plenas. Aunque vivan en pareja necesitan momentos de soledad y no renuncian a ellos.

-Las cabronas no son las cenicientas ni las caperucitas de los cuentos, a veces son el lobo, otras veces el cazador pero no les gusta nada el papel de víctimas.

¿Eres una cabrona? ¿Conoces a alguna?


Me suscribo

* indicates required

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.