Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

viernes, 4 de diciembre de 2015

Receta de el dukkah, una delicia de la gastronomía egipcia





El dukkah es una deliciosa mezcla de semillas, frutos secos, semillas, especias y hierbas, típica de la cocina egipcia, tan rica y variada. Tiene un aroma maravilloso y es una delicia para el paladar, me encanta su textura crujiente y su riqueza nutritiva. Es una bomba de nutrientes para esos días en lo que una anda super agobiada y necesitas un extra de energía.


Ingredientes

  • -1 taza de almendras sin piel (si no te gustan las almendras puedes usar nueces, pistachos, avellanas o cualquier otro fruto seco)
  • -3 cucharadas de semillas de sésamo
  • -Media cucharada de comino
  • -1 cucharada de semillas de coriandro
  • -Media cucharadita de pimienta negra recién molida
  • -1 cucharadita de sal marina (no refinada)
  • -2 cucharadas de hojas de menta fresca, las picamos muy finas


Preparación

  1. Tostamos las almendras en una sartén o en el horno precalentado previamente a  170 ºC unos pocos minutos, hasta dorarlas.  Las dejamos enfriar  y mientras tanto tostamos a fuego lento las semillas de comino y de coriandro hasta que desprendan su característico olor (si nunca lo has hecho te darás cuenta al disfrutar de un nuevo aroma, a los 2 minutos estarán listas) . Las retiramos de la sartén y las dejamos enfiar en un cuenco de porcelana o cristal . En la misma sartén ponemos a tostar a fuego lento las semillas de sésamo hasta que se doren y desprendan su delicioso aroma (suele tardar un par de minutos).
  2. Una vez tengamos todos los ingredientes fríos (este paso es fundamental, tienen que estar completamente fríos), machacamos las especias en un mortero y agregamos el sésamo, las almendras la pimienta y la sal ; molemos hasta obtener una especie de harina gruesa y agregamos la menta y la incorporamos al dukkah suavemente. 
Normalmente se consume sirviéndolo en un cuenco acompañado de aceite de oliva virgen extra y pan de pita. Mojamos el pan en aceite y luego en el dukkah. 


También resulta un aderezo delicioso para ensaladas, verduras tanto crudas como asadas, con hummus, en tostadas y con otras recetas saladas. Combina, juega, experimenta y sobre todo disfruta, la cocina es un laboratorio maravilloso para los sentidos.


* Para conservar el dukkah puedes hacerlo en un recipiente de cristal hermético (o de porcelana) y puedes guardarlo en un lugar seco y fresco (o en la nevera si es verano).
¿Lo has probado alguna vez? ¿Conoces algún plato delicioso de la cocina egipcia que quieras compartir con todos? Te espero en comentarios y si te ha gustado la receta compártela con tus amigos.
 Un abrazo enorme y si quieres ver más recetas deliciosas te espero AQUI


Me suscribo

* indicates required

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.