Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

martes, 23 de junio de 2015

¿Cómo alimentar a la tropa sin morir en el intento?

Ésta cuestión me tenía consumida viva (no soy de Bilbao), tenía claro dos cosas, quería una alimentación sana y equilibrada y además ahorrar ¡Pido más que las beatas en cuaresma, lo see...!  ¿Cómo alimentar a la tropa sin morir en el intento? la gran pregunta tiene respuesta, claves y un montón de trucos para anotar en la nevera, en grande y con colorines.

Una de mis asignaturas pendientes en los últimos meses es la organización de menús, cada día hospitales, médicos etc etc etc han roto nuestra rutina anterior pero quiero retomar porque sino a los peques les van a sacar colesterol en 15 días y no es plan.

¿Cómo podemos organizarnos mejor para alimentarnos bien y además ahorrar?
Aquí van unas cuantas claves interesantes que he recopilado gracias a la ayuda de las amigas en Facebook ¡Sois geniales!






1) Elaborar un menú semanal que nos ayudará a diseñar la compra sin salirnos del presupuesto. Una vez elaborado el menú vamos a dividir la lista de la compra en (* truco del almendruco, podéis copiar los menús de los coles, es bastante completo, lo customizáis y ¡voilá!):

-Frescos : Es mejor comprarlos en el mercado de abastos o mercadillos, mucho más frescos y económicos.

-Congelados: En grandes superficies y almacenes; hay muchos almacenes que venden congelados en formatos grandes ideales para familias. No es bueno tirar siempre de congelados, pero vienen bien de vez en cuando. Yo suelo comprar croquetas que les encantan a los peques, coles de bruselas, habas, guisantes y otras verduras congeladas cuando están fuera de temporada.

-Pastas, salsas, bebidas…: Podemos hacer una criba y comparar los diferentes supermercados, se puede hacer vía online y decidir dónde nos sale mejor la compra. Si los tienes cerquita puedes hacer varias compras y ahorrarte un pellizco.






2) Cuando vayas a preparar el menú del día aprovecha y haz más para congelar. Por ejemplo si hacemos unas lentejas, podemos hacer mucho más caldo, apartar una parte para hacer otro día sopa o legumbres. Si tenemos unos cuantos tupper apartados y un día llegamos tarde o simplemente no nos apetece cocinar tiramos de tupper y siempre es mejor que recurrir a los envasados del supermercado. Algunas ideas  ( * truco del almendruco, anota en la nevera qué has congelado y ve tachando a medida que lo gastes, así te haces una idea de lo que hay y te organizas mejor):

-Cuando hagamos sopas apartar un poco y para otro día podemos añadir patatas o legumbres y tenemos un delicioso plato de cuchara.

-Si preparamos una salsa para la pasta congelamos una parte y otro día hacemos una lasaña o unos canelones.

-Si hacemos lentejas podemos apartar un poco de caldo y preparamos otro día un puré añadiendo un par de patatas al caldo.

-Si hacemos croquetas podemos hacer  una tanda mayor y se congelan sin problema.





3)Preparamos un “fonde de armario alimentarios”; para prepararlo tenemos que tener en cuenta qué ingredientes aguantan mucho tiempo y nos ayudan a elaborar diferentes platos, en una buena despensa no puedes faltar por ejemplo ( * truco del almendrudo, ir reponiendo a medida que se gasta el fondo de armario) :

-Un par de kilos de arroz.

-Diferentes tipos de pasta.

-Salsa de tomate.

-Diferentes conservas.

-Harina.

-Pan rallado.

-Aceite de oliva.

-Aceite de girasol.

-Aceite de coco (que lo mismo te sirve para cocinar que para prepararte una mascarilla capilar o lavarte los dientes…)

-Chocolateeeeeee, esto es fundamental, ponedlo en primer lugar.






3) Muchas amigas incluyéndome a mí que queremos ahorrarnos el congelar ¡el congelar se va a acabar! “Éste es nuestro lema” compramos una olla programable y es de las mejores inversiones porque:

-Tienes la comida lista a la hora que quieres simplemente programándolo.

-Puedo hacer desde salados, sopas, dulces, fritos, asados, horneados…vamos, desde un guisillo de la abuela hasta un delicioso bizcocho, tarta de manzana o mermelada.

-Se ahorra un montón en luz ¡esto era fundamental para mí al comprarla!

-Apenas mancha, la cocina no se llena de grasa, es fácil de limpiar …vamos, estoy como Anabel, le dedicamos más piropos a la olla que a los maridos ¡Cari, no leas éste post! Ja ja ja



4) Aprovecha las ofertas al vuelo, en alimentación, en droguería y donde pilles, por ejemplo hace poco me compré dos botes de aceite de coco ecológico, lo solía comprar a 19 euros que es el precio habitual pero vi ésta oferta y no me lo pensé dos veces, os enseñé mi compra en el vídeo. Puedes aprovechar ofertas como:

-Las del 2x 1.

-Gastos de envío gratis si compras online.

-Las ofertas de última hora, muchos productos tienen increíbles descuentos cuando están próximos a caducar; si los vas a usar en ese momento qué mejor que ahorrarte un 50% o más.

5) Cotillear, todos tenemos amistades, pregunta, consulta e infórmate, a mi me encanta charlar de los menús y las compras, siempre me entero dónde comprar más barato y alimentos de calidad, las madres somos unas “cracks” en el tema, charla a la salida del cole y toma nota. Ejemplos como:

-Una vez hablando de pañales me enteré que en un supermercado cercano estaban a mitad de precio justo los pañales que yo compraba al bebé león, así que ni corta ni perezosa fui corriendo a comprar varios paquetes, me ahorré más de 50 euros que vienen genial para otras cosas o darte un capricho, que nos lo merecemos ¿o no?

-Me gusta tener miel en casa para los resfriados, así que preguntando preguntando me enteré que hay un pueblo muy cerquita donde hay una miel buenísima y pura (no refinada), éste pueblo es Berja y en los mercadillos del pueblo siempre traen ésta miel, así que aprovecho y compro 1 litro o 2 para que no falte.







No quiero perderme nada ¡Me apunto a la lista VIP!

* indicates required

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.