Suscríbete a la revista mensual

* indicates required

viernes, 13 de junio de 2014

Cómo combatir el síndrome del atracón

Todos o casi todos hemos sufrido el síndrome del atracón ¿por qué suele producirse?

-Estrés, es uno de los principales desencadenantes.

-Ansiedad, derivada de una situación estresante personal o profesional que no sabemos controlar.

-Miedos e inseguridades, de esto las mujeres sabemos mucho y la sociedad se encarga de fomentarlos con los “chorri-anuncios”.

-Tristeza, después de un duelo, una ruptura amorosa o un desengaño en cualquiera de nuestra relaciones.

-Aburrimiento, si, aunque no lo parezca el aburrimiento puede darnos por pasear a la nevera y llevarnos a la boca todo lo que pillemos.

-Carencia de nutrientes, cuando nos alimentamos mal (procesados, comida rápida, “chuche-porquerías…) estamos empachados pero no nutridos, esto significa que al poco rato tenemos un hambre voraz y si seguimos comiendo lo que no nos nutre, será un círculo que nos conducirá a la obesidad y lo peor, la falta de salud.




¿Qué claves te ofrezco para cambiar esto? Tomad nota, aquí os dejo las claves más importantes:

 1. Empieza el día con un desayuno nutritivo: Es una de las comidas más importantes y como la doctora Ana María La Justicia un desayuno completo tiene que incluir proteínas, por ejemplo un yogur con avena y nueces, una tostada de aceite de oliva y tomate y una infusión o un café, si no quieres renunciar a la dosis de cafeína diaria ;)

2. No pases más de 3 horas sin comer: Come cada tres horas pequeñas raciones, acostúmbrate a llevar aperitivos sanos contigo, por ejemplo unas tortitas o galletas de avena, un yogur con frutos secos o una pieza de fruta; sólo es cuestión de acostumbrarse y verás que te ayudará a evitar la tentación de parar a comprar una pieza de bollería industrial llena de grasas nada saludables  y sin ningún nutriente.

3. Comer en platos más pequeños (de postre por ejemplo). Uno de los problemas que tiene mucha gente es el condicionamiento infantil, yo también lo sufro, ¿quién no se siente culpable cuando no se termina el plato?, suena el eco de fondo de las madres y las abuelas “la comida no se tira”, “tienes que comértelo todo” … Para evitar éstas situaciones lo mejor es usar platos más pequeños, si te quedas con hambre siempre es posible repetir, pero es mucho mejor que poner un enorme plato lleno de comida ¡no necesitamos tanto!

4. Masticar muy bien los alimentos. Comer deprisa nos deja insatisfechos, dificulta la digestión y la asimilación de nutrientes. Las tradiciones milenarias hablan de “beberse la comida”, esto sólo significa masticar muy bien cada alimento de manera que sea fácil de digerir y nos sintamos satisfechos después de comer. Dedica al menos treinta minutos a la comida y come siendo consciente de cada bocado.

5.  Estar hidratados. Muchas veces la falta de agua nos hace sentir hambre, cuando estamos deshidratados podemos caer fácilmente en consumir alimentos innecesarios e incluso poco saludables como los refrescos que son azúcar pura y cero nutrientes. Procura tomar 8 vasos de agua al día, lleva una botellita de agua allá donde vayas y consume frutas, caldos e infusiones para mantenerte hidratado. Uno de los trucos es llevar un pequeño termo con una infusión, cuando te tomes las galletas o aperitivo acompáñalo con la infusión, es una buena y sana costumbre.

6. El estrés a raya. Cuando nos sentimos estresados o ansiosos por cualquier motivo nos entra un hambre canina inexplicable ¿qué podemos hacer? Intentar controlar el estrés a raya de otra manera, por ejemplo :
-Nos damos un baño relajante.
-Saltamos ¡Siiii! Saltar libera estrés y además es divertido.
-Haz respiraciones profundas.
-Sal a dar un paseo y disfruta de todo lo que veas.
-Pon música relajante y prepara una infusión.

7. Incluir especias y condimentos. Son saciantes y además nuestros platos estarán mucho más ricos, por ejemplo cúrcuma, canela, curry, albahaca, menta, pimienta… Además de lo anterior cada una de las especias y condimentos tiene propiedades beneficiosas por si mismas.

8. Comer sin “la caja tonta”. Sé que para muchas personas es complicado pero es muy recomendable para comer siendo conscientes de lo que comemos y cuánto comemos. Prueba una semana, te sorprenderás de lo divertido que es comer charlando sin la tele de fondo.

9.Incluir alimentos integrales: Al tener más nutrientes y un mayor aporte de fibra, nos saciarán más y completaremos nuestro menú con alimentos saludables.

¿Tienes algún truco más? Me encantará leerte en comentarios :)




Os dejo un video muy interesante aqui, dale al play :)

1      2      



Me suscribo ahora mismo

* indicates required

2 comentarios :

  1. Muchas veces no somos conscientes de lo importante que es todo esto, lo pasamos por alto.
    Hasta que nos ocurre algo y el cerebro hace "click" y cambiamos de chip, gracias por darnos todas las pautas.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, a veces necesitamos un aviso para cuidarnos mas, que nos lo merecemos ;) un abrazoteee

    ResponderEliminar

Suscríbete a la revista mensual

* indicates required
Copyright © 2016 MBF Studio www.mbfestudio.com/ Infolinks 2016— Web Savvy Designs. Out of the FlyBird's Box.